Etiquetas

,

En los últimos años, sin excepción, hemos visto crecer exponencialmente los sitios dedicados a las teorías de la conspiración en Internet. El 11S marcó el pistoletazo de salida, desembocando en nuestros días en temas estrella como las bondades de las vacunas o las estelas químicas que con gran asiduidad aparecen en nuestros cielos. Yo soy lector de algunos de estos blogs, como lo serán algunos de ustedes, y cada vez que reincido en esta actividad me encuentro peor de lo que estaba previamente. ¿Qué es desinformación y qué no lo es? Claro que a algunos se les puede ver el plumero sin necesidad de hacer un gran esfuerzo, los mismos que mezclan temas necesarios para el conocimiento de la gente con desequilibrios mentales dignos de la más baja estofa de la psicopatía patria. Porque hay quien escribe petardos, como puede ser mi caso, y quien escribe a base de petardos.

Pero dejemos a un lado la red, ya que programas de radio o televisión dedican muchas de sus emisiones a estas temáticas. Para muchos, lo que hacen los medios de comunicación oficiales a través de estos programas es desinformar, pero no seamos cortos de miras y vayamos más allá: ¿realmente creen ustedes que los seguidores de programas como Cuarto Milenio, que por primera vez oyen hablar del tema Chemtrail, por poner un ejemplo, no van a acudir en masa a sus ordenadores para buscar más información sobre el tema? Ya que la audiencia potencial de ese programa se supone curiosa y crítica con el mundo en el que viven. Si es sabido por todos que publicitar una idea de este tipo por un medio como la televisión, importando poco en este caso el tratamiento que se le de, va a atraer a una cantidad ingente de personas hacia asuntos nada deseables, entonces ¿por qué tanta facilidad para hablar de estos?

¿Se necesita gente alternativa?, ¿a cuento de qué ese interés en crear elementos subversivos?, ¿es esa subversión la pieza que faltaba del puzzle para acabar de desestructurar la población?

A continuación reproduzco íntegramente el comentario de la usuaria vagavida en el blog de Trinity a tierra, causante de mi reflexión:

“La gota que colmó el vaso fue ver a Mercedes Mila en TV diciendo en un programa que no debíamos vacunarnos ni ahora ni nunca de nada…Esto me hizo ver la cantidad de comunicados de personas preparadas como periodistas, médicos, etc. avisando en contra de esta vacuna o, por ejemplo,cadenas importantes como Fox hablando de FEMA. No se, no me cuadra tanta facilidad para expresar temas tan importantes y contrarios a la “oficialidad”, no veo una real censura, salvando las distancias, veo mucha facilidad y filtraciones extrañas de demasiada información.

O bien todo empieza a ser demasiado obvio y se propaga más rápido de lo que ellos pensaban, o bien (y me inclino por esto conociendo que estamos ante personas que planifican con décadas de anticipación y tienen todos los medios a su alcance) están “facilitando” todas estas filtraciones y propagación de contrainformación muy a propósito.

Porque siendo sensatos, si nosotros fuéramos la élite, sabemos quienes son nuestros enemigos: los encendores de masas, propagadores y comunicadores de verdades incómodas, los que dirán NO, los dispuestos a luchar hasta el fin…Tu enemigo no es la gran masa aborregada, ¿para que eliminarla? Si ya son obedientes, fieles 100%, no tiene sentido, necesitas toda esa gente obediente, son la masa productora de tu Nuevo Orden Mundial, son quienes te sustentaran eternamente en tu elitismo. Si quieres reducir la población mundial, no lo dirigirán a paises desarrollados, como se ha visto siempre, ya lo llevan haciendo en el 80% de la tierra, en los paises subdesarrollados, fáciles de corromper e instar al caos y enfermedad. Es probable que a todos nosotros también nos estén envenenando, pero yo lo entiendo como una manera de digamos “no hacernos demasiado viejos y envejecer los paises” y mantener un equilibrio de población, y por otro lado con otros venenos como el flúor o parecidos, aborregarnos, volvernos pasivos y carentes de resistencia. ¿Pero eliminarnos? ¿De esta forma masiva como se esta pregonando por todos sitios por una vacuna? Es obvio que no.

Las cosas van por otro sitio. Están utilizando la “pandemia cerda” para instaurar todo un sistema de control sobre la población y aprovechar para firmar todo tipo de leyes que cada vez nos van acercando más a nuestro querido gran hermano. Están entrenando a los cuerpos de seguridad del estado para situaciones de emergencia, de revolución, de control, que se darán más adelante, cuando ocurran los grandes hechos, como una guerra, otros atentados de falsa bandera, implantacion de chips, o levantamientos consecuencia de la crisis económica, etc, osea, cuando ya todo sea demasiado evidente, cuando descubran públicamente sus cartas, y la gente se eche a la calle, o cuando simplemente en los próximos años, la sociedad caiga en el caos generalizado por falta de trabajo, dinero o alimentos.

Y si eres de la élite, sabes que existe una forma mucho más sencilla de acabar con la poca resistencia que puedes encontrar sin necesidad de mancharte las manos o descubrir tu posición: puedes hacer que se eliminen entre ellos, o puedes hacer que se descubran ellos mismos y se autoeliminen. ¿Como conseguir esto? Muy fácil, ellos saben que cada vez hay más gente despierta, que les queda poco tiempo, que Internet hace estragos en sus planes, que su único enemigo es la difusión de la Verdad, la informacion, y que somos demasiados en el lado de la no-élite. Pues bien, fabricas un virus muy contagioso pero poco peligroso, con gran capacidad de mutación, con un fuerte potencial de peligro futuro. Creas toda una campaña de desinformación, miedo y pánico, y a los pocos meses comienzas a hablar de vacunaciones masivas, mientras permites y das rienda suelta a que circule todo tipo de información contraria, subversiva y peligrosa. Poco a poco se crea un estado de consciencia de que es malo vacunarse. Porque si no no se entiende esto: la mayoría de la gente es bastante ignorante en todo lo alternativo, y sin embargo hoy le puedes preguntar a mucha gente en la calle con pocos conocimientos, o a médicos no versados en la contrainformación, y muchos más que antes te dirán que sospechan de todo esto, que no van a vacunarse…hasta mis padres, muy limitados por desgracia, pero sanitarios, dicen que no piensan vacunarse (y yo no les habia dicho nada todavía).

¿Y que consigues con esto? Que los obedientes se vacunen todos…y los no obedientes no lo hagan. Luego creas un sistema de control de vacunas (ya sea chip, ya sea brazalete, ya sea convencional funcionariado) y ¡voilà! Ya tienes expuestos y delatados a si mismos a todos los potencialmente desobedientes de tu nación. Ya los tienes fichados para los acontecimientos venideros. O puede ser peor que solo fichados. Puede ser que finalmente la vacuna, aparte de sus inconvenientes o efectos secundarios como todas ellas, SI te protega de ese tal virus del que no se sabe nada en verdad…y todos los desobedientes, por voluntad propia, seamos eliminados de una tacada, y sin ellos haber tenido que venir a por nosotros.

No se, puede ser muy retorcido….pero desde luego si yo fuera ELLOS, es lo que haría. El problema es que creo que encima ellos son mucho más inteligentes que yo.

No se que pensar, pero no me cuadra nada en toda esta historia. Demasiados interrogantes, demasiada información, nos acercamos demasiado a una etapa crucial en la historia de la humanidad y se llevan preparando mínimo desde finales de la segunda guerra mundial para esto, por tanto todas las vueltas que podamos darle al asunto, serán necesarias e insuficientes. Solo os digo, os pido, que no deis por sentado nada llegados a este punto, que a veces os veo demasiado cegados hacia una sola dirección, ofuscados en ese camino sin reverso, y debéis pensar que tambien podrían estar guiandoos hacia donde quieren. Como la teoría sobre los Alex Jones’s del mundo, esos que nos instan constantemente al caos y la revolución, y nos transmutan inconscientemente a un estado de violencia interna. Parece que quieren que nos levantemos en armas y montemos una revolución….y mientras 800 campos de concentracion esperandonos ansiosos. Venga, por favor, un poco de sentido común.

Piensa como el enemigo y acertarás.Y el enemigo más inteligente de la historia siempre es el último de la historia, o sea, el de ahora, el del presente”.

Anuncios