Etiquetas

, , ,

Tenía ganas de tocar este tema, y que mejor fecha para hacerlo que hoy. Pese a lo que pueda parecer, y a pesar de la manipulación informativa que la ciudadanía ha tenido que padecer últimamente, no todo el mundo está a favor de que en Madrid se celebren los Juegos Olímpicos de 2016. Es más, detrás de este apoyo de la ciudadanía sin precedentes en la que reside la fuerza de nuestra candidatura, que dirían las autoridades, se esconde un amplio sector de los madrileños en contra. Quisiera reclamar una encuesta limpia, libre, nada sesgada, en contraposición con las que se han realizado repetidamente en los medios oficiales, que demuestre fielmente lo que digo. O mejor, ya que se convocan referéndums por gilipolleces que a nadie afectan realmente, ¿por qué n0 en esta ocasión? Una consulta popular acerca de si los madrileños quieren o no que se presente la candidatura, ya que estos tienen derecho a decidir como se va a gastar el dinero de sus impuestos. ¿Tanto miedo tienen las autoridades?

Soy un gran aficionado al deporte, desde que tengo uso razón, con una vasta cultura deportiva y crítico con esa adoración a ídolos prefabricados que dista mucho de ser el espíritu olímpico. Me duele que TVE haya abandonado el servicio público para darse a esta causa. El deporte en televisión ha muerto. Sí, lo que se ve en televisión actualmente son espectáculos de masas, pero no es deporte. No entiendo por lo tanto como Rafael Nadal, Pau Gasol o Raúl pueden ser las caras visibles de la candidatura.

Ésta, como pueden ver, se basa en un populismo sin parangón. Qué pena que en lugar de unirse para algo importante, la gente solo se una para estas cosas. Una necesidad creada artificialmente, que solo beneficia al COI y a toda la casta política que trata de sacar rédito del asunto.

Una candidatura olímpica consiste en organizar, pagar, volver a organizar y volver a pagar. Y mientras tanto el ayuntamiento en bancarrota, pero no así para celebrar actos de promoción patéticos y absurdos, Días del Deporte o traer a equipos de la NBA a Madrid. Eso sí, de rehabilitar complejos deportivos destrozados para que puedan hacer deporte los madrileños o construir instalaciones en zonas carentes completamente de ellas, nada de nada.

Siga así señor Gallardón, y si no nos dan las Olimpiadas siempre nos quedará el 2020.

Y me quiero hacer eco de una noticia que he rescatado en las catacumbas de Internet, con fecha de 13 de Junio del 2009:

http://www.madridmemata.es/2009/06/el-movimiento-contra-madrid-2016-en-un-estanco/

Anuncios