Etiquetas

,

Día 26 de Agosto, 18-20 horas, Capital de Málaga (imágenes tomadas por servidor)

Hace aproximadamente dos años que veo los cielos de mi ciudad pintados de blanco. Desde que tengo uso de razón he podido observar como los aviones surcaban el aire y a su rastro dejaban una estela en forma de línea blanca, que a los pocos segundos desaparecía sin dejar huella. Esto último sigue sucediendo en la actualidad, por lo que es entendible que la gente de a pie no se percate de la rareza. Pero créanme, bajo esta aparente normalidad y desde la citada fecha (desde que he sido consciente del fenómeno), éste ha cambiado radicalmente, porque estas nuevas estelas permanecen sin perder su integridad durante horas, para luego confundirse en nuestros cielos como si de un cirro cualquiera se tratara. Y digo más, para que se forme una estela de condensación o vapor de agua , lo que viene a llamarse en inglés contrail, el avión tiene que volar a una altura superior a 10000 metros, además deben de existir ciertos factores atmosféricos para que se produzca (datos de la NASA). Pero claro, si un avión vuela a más de 10000 metros es prácticamente imposible verlo desde abajo.

En el caso de las fotografías se puede apreciar como las estelas siguen una trayectoria similar (diagonal Suroeste-Noreste). Llegando incluso a formar cuatro de ellas a escasa distancia. El sentido común, cosa de la que estoy muy satisfecho, me dice que esto no es normal, parece como si todo estuviera calculado de antemano, nada dejado al azar.

Hay muchos blogs en Internet que hablan de estos “chemtrails”, últimamente bastantes menos de los habituales por cierto, y muchas teorías al respecto. Yo no he estudiado el fenómeno como para formular una teoría, pero cuando menos me hace pensar que un cielo azul se haya convertido en una reliquia del pasado.

Hoy es 10 de Septiembre y han vuelto a pintar estelas, no en el mar como decía la maravillosa canción de Perales, y desde luego nada agradables como estas.

Anuncios